Nebulosa Ojo de Gato

por | Abr 23, 2019 | Astrofotografía, Tutoriales | 0 Comentarios

La Nebulosa Ojo de Gato es una nebulosa planetaria ubicada en la constelación de Dragón (la cola de esta extensa constelación discurre entre las Osas mayor y menor, mientras la cabeza apunta hacia Hércules; es una constelación circumpolar visible todo el año desde estas latitudes). La designación de la nebulosa en el Nuevo Catálogo General es NGC 6543. A veces también se la conoce como la Nebulosa del Girasol o la Nebulosa del Caracol. 

Es una de las nebulosas estructuralmente más complejas que se conocen. Se formó hace aproximadamente 1.000 años, cuando una estrella central caliente y brillante expulsó su envoltura exterior. Se encuentra a una distancia de 3.300 años luz de la Tierra (esta distancia es imprecisa, pues no es sencilla su medición).

Fue descubierta por el astrónomo británico de origen alemán William Herschel, el 15 de febrero de 1786. Herschel comparó la apariencia de la nebulosa con la del disco de un planeta exterior cuando se ve a través de un pequeño telescopio, y así es como las nebulosas planetarias obtuvieron su nombre (puede llevar a confusión). El astrónomo aficionado inglés William Huggins estudió el espectro de las nebulosas el 29 de agosto de 1864, y mostró por primera vez que las nebulosas planetarias contienen gases calientes. El ojo de gato fue la primera nebulosa planetaria estudiada con un espectroscopio. Desde entonces, se ha observado en un amplio abanico de frecuencias, desde el infrarrojo hasta los rayos X.

La imagen que muestro a continuación es fruto de varias sesiones de astrofotografía propias.

En este enlace de AstroBin tenéis todos los datos de la imagen y podéis desplegarla a tamaño completo: miau, miau

Introduzco que la dificultad de esta imagen proviene de su brillante núcleo. En el vídeo que aparece al final del post, explico cómo lo solventamos tanto en la captación de las tomas como en su procesado (el vídeo se centra en la parte del procesado en que combinamos LRGB con Ha y OIII y en la técnica HDR para lograr detalle en el núcleo). Pero antes, algunos datos de la hermosa y compleja estructura de la nebulosa:

Se compone principalmente de hidrógeno y helio, con cantidades más pequeñas de elementos más pesados.

La estrella progenitora central es una estrella de tipo O7, unas 10.000 veces más brillante que el Sol y con un radio de solo 0,65 veces el solar. La estrella tiene una temperatura aproximada de 80.000 K. Está perdiendo alrededor de 20 billones de toneladas de masa por segundo en un viento estelar rápido, o 3,2×10−7 masas solares por año.

La Nebulosa Ojo de Gato se está expandiendo a una velocidad de 16,4 km/s. El halo extendido, que tiene una temperatura de unos 15.000 K, consiste en materia que la estrella central expulsó en su estadio de gigante roja, y se creó antes que la nebulosa principal.

Su estructura compleja e intrincada incluye nudos, burbujas, capas de gas concéntricas y chorros de gas, como se ve en las imágenes de alta resolución tomadas por el Telescopio Espacial Hubble en 1994. La complejidad estructural de la nebulosa puede ser el resultado de material expulsado de una estrella central binaria, pero la existencia de un compañero binario aún no se ha confirmado directamente.

La estructura de la brillante región central es el resultado de la interacción del rápido viento estelar de la estrella central con el material expulsado cuando se formó la nebulosa.

Las observaciones de la Nebulosa Ojo de Gato indican que la estrella central expulsó su masa en una serie de pulsos que ocurren a intervalos de 1.500 años, creando capas concéntricas de polvo alrededor de la estrella central moribunda.

La nebulosa se dispersará gradualmente durante los próximos miles de años y la estrella progenitora se enfriará y convertirá en una enana blanca.

Como colofón, os dejo el prometido vídeo-tutorial con parte del procesado de la nebulosa con PixInsight:

Share This